Administrar

Arte- Shodo (Caligrafia)- Kyudo(Tiro con Arco) Tai Chi y ZaZen.

HAMANO RYUHO : LO MODERNO PRIMITIVO

jmartinezclara | 15 Mayo, 2015 23:36

HAMANO RYUHO : LO MODERNO PRIMITIVO.   

  

 

El pasado Lunes 4 de mayo en el Colegio Mayor Peñafort se unieron por unos momentos la caligrafía latina a cargo de Antoni Argilés y la caligrafía japonesa de Hamano Ryuho. Tras la demostración, se realizó un mural conjunto entre ambos artistas.   

 

     De De la conjunción nació una obra en la que el “Monograma” de San Raimon de Peñafort compartía espacio con un poema tradicional escrito por Hamano Ryuho. Por cierto que la invocación no podía ser más acertada, dado que el Santo Barcelonés del siglo XIII ejerció de escriba de la Catedral de Barcelona. El señor Argilles conoce la sensibilidad japonesa y de hecho ha viajado a Japón para participar en una exposición en  Toyohashi junto a tres autores japoneses. Argilés trabaja en un nuevo proyecto que denomina Dues Cultures. «Se trata de reunir calígrafos occidentales y orientales y contribuir así al diálogo a partir del arte. La personalidad de Antoni Argilés merece un tratamiento especial que realizaré en un artículo aparte sobre cultura y arte capilar.  

 

      

 

 

 Hamano Ryuho hace ShoDo. Eso es algo más que mera caligrafía. Es un camino de conocimiento interior. Pero, además, este creador convierte el camino de la caligrafía en una clara expresión artística. En su trabajo pone la fuerza de su nombre ( Ryu quiere decir dragón) y  crea auténticas signaturas energéticas  de fuerza arrolladora de fuerte potencia gestual. Se suele pensar de un modo convencional que la caligrafía oriental china o japonesa  es el arte del buen gusto, la armonía y cierta suavidad estética . Estos valores si no se cuidan, se  puede caer en la “ñoñez” tan alejada de la auténtica sabiduría de Hamano Ryuho  que busca el trazo profundo del ser.  Me gusta explicar a mis aprendices de  Sho Do Ki Zen que cuando empezamos  a escribir en la infancia, se ponen las bases de las letras ligadas con orden y claridad, que cuado tienes un poco más de edad puedes aprender a escribir con bellos trazos inclinados ,subiendo flojo la plumilla y bajando con fuerza los trazos descendentes y así conseguimos el resultado bello de la letra inglesa. Kalós en griego quiere decir belleza, así Calí- grafos es el arte de la bella grafía.

Pero cuando aparecen los primeros signos de la búsqueda de la identidad , los primeros buceos en la conciencia individual  y los primeros conflictos con el mundo empezamos a escribir garabatos imposibles de  entender y sobre todo, unos gestos liberados de la preocupación de que sean bellos. Sale al exterior  una forma espontánea de nuestra auténtica naturaleza. Unas formas extrañas con las que nos identificamos incluso para sacar dinero o declarar ante la autoridad.  

     

 

Descubrí a Hamano  Ryuho gracias mi maestro Abiko Keizo Sensei quien me lo presentó en forma de unas fotocopias que guardé durante bastantes años sin acabar de comprender bien su trabajo sobre el Sutra del Corazón o Maka Hannya Haramita Shingyo. Yo me esforzaba por hacer cada trazo comprensible y claro, imitando modelos milenarios e intentando comprender cada “kanji”. Ahora ha llegado el momento de comprender y contactar. Todo sucede cuando conviene. El texto estaba escrito en un estilo tan diferente a todos los que había conocido hasta entonces , tan diferente a lo que yo mismo practicaba con mucha dedicación desde hace muchos años. Unas caligrafías en las que parecía que la tradición del estilo antiguo se transformaba en unos trazos absolutamente contemporáneos y vigorosos; partiendo de la idea de que la escritura es el reflejo del alma de la persona que escribe.

 Aunque Hamano  Ryuho hace constar en su curriculum que empezó su actividad pública a finales de los años 90 ,  inició el camino de la escritura cuando tenía 5 años. Desde entonces también se ha dedicado a la enseñanza del shodo. Coincido plenamente con él cuando en mis clases de Sho Do Ki Zen aplico la siguiente fórmula:   “El método de trabajo que utilizo se basa, primeramente, en observar las cualidades de cada alumno. Luego se desarrolla el trabajo artístico como tal, porque  no se trata de enseñar la escritura, sino utilizar la caligrafía japonesa a través de sus símbolos con el objetivo de lograr un resultado artístico”…. “La caligrafía no es como el dibujo, que permite levantar el lápiz. Una vez que se inicia hay que concluir el viaje de un solo trazo. Aunque falle, uno tiene que terminar lo que comenzó”.  

Llevado de este principio Ryuho ha trabajado el texto del Sutra del Corazón de varias maneras y como yo mismo lo ha convertido en motivo de estudio permanente. Un texto milenario revisitado desde hoy, es decir Ko-kon antiguo y moderno, tal como me enseño mi querido maestro Abiko Keizo  que a su vez aprendió este principio del gran renovador del “karensansui” o jardín seco Sigemori Mirei que  hablaba de “lo eterno moderno” o también “ o de lo “moderno primitivo” . Ninguna expresión me parece tan acertada para definir el trabajo de  Ryuho Hamano y de todos aquellos que realizamos y seguimos el camino del antiguo arte de la  caligrafía oriental y muy especialmente el  SHODOKIZEN.

 

 

Fragmento del Sutra del Corazón.

 

 

 

 

 

Dos versiones de mi nombre Joshu. El Monograma del Sr Argilés JMC

y la interpretación de Joshu Shu el nombre que me dió Abiko Keizo Sensei por Hamano Ryuho.

 

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS